¡Impactante testimonio! Carolina de Moras confiesa que vivió violencia en el pololeo

Fuertes declaraciones.

Este martes el matinal de CHV abordó en su pauta el tema de la “Ley Gabriela”, el proyecto que está siendo impulsado por Daniel Alcaíno y su familia que buscan que las mujeres que sufren violencia en el pololeo o en su relación amorosa estén protegidas y no mueran como su prima Gabriela en manos de un celópata.

Y fue en medio de esta conversación que Carolina de Moras sorprendió a sus compañeros de trabajo al confesar que años atrás vivió una tormentosa relación amorosa, donde fue manipulada por una pareja que tuvo. “Me costó años asumirlo y contarlo”, partió diciendo la animadora, para luego sincerar sin filtro, “me sentí weona”.

Carola contó detalles tales como, “a mí me gusta mucho cocinar y yo le preparaba un plato… ¡está asqueroso! es que no es lo que yo quiero hazme carne con algo…”, le decía su pareja. “A las tres de la mañana… ¡Carola despierta, tráeme una ensaladita de frutas!”, fue otro de los ejemplos que dio la animadora de lo que vivió en esa relación.

Y luego insistió, “yo ahora me siento una tonta estúpida”, para agregar, “yo creía que era amor y me levantaba a hacerle su plato con frutitas”.

Bajo la atenta mirada de sus compañeros seguir con su relato, “en ese minuto mi amor era tan incondicional que le das todo, le das tu vida, tu espacio, tu existencia, le das tu aire, es muy difícil para las mujeres que viven esto, porque vives para él… No sabes diferenciar lo que uno tiene que aguantar y lo que uno no tiene que aguantar, a eso se le suman las amenazas… ¡voy a encargarme que te quedí sin pega¡ ¡voy a encargame que nadie más te quiera!'”.

La ex animadora de Viña sinceró, “empiezas a vivir dependiente de él. A mi me pasaba que yo tenía que llegar con las boletas de todo, en qué te gastaste la plata, por qué te compraste esto, oye compraste esto y vence en dos semanas más, anda a cambiarlo”. Además de contar que el tipo que creía que era el amor de su vida le quitaba su celular, ni siquiera le decía que estaba flaca sino que “estaba asquerosa, tení el pelo asqueroso”, no la acompañaba a la casa de sus padres y si ella iba tenía que ir con horario; se privaba de subir fotos a Facebook para no tener problemas, perdió trabajos de modelo porque implicaba viajar y no quería tener problemas, ente un sin número de cosas más.

“Me da lata haberme expuesto a esto y haberme perdido años muy lindos de mi vida”, sinceró la animadora con sus ojos llenos de lágrimas. “Es doloroso mirar atrás”, confidenció con clara emoción.

Video Destacado