Cecilia Bolocco desclasifica entre lágrimas conmovedora conversación con su hijo Máximo

Todo por el conflicto con su padre.

La ex reina de belleza Cecilia Bolocco, visitó el Centro Penitenciario Femenino de San Joaquín, pues comenzará a trabajar con las reclusas en la confección de su próxima línea de ropa. Se reunió con ellas y les dio una emotiva charla, donde no pudo ocultar sus sentimientos sobre la cruda exposición que ha vivido su hijo Máximo por su conflicto con su padre Carlos Menem.

“Me han visto feliz de la vida y estoy todos los días bien y nunca me pasa nada. Yo la semana pasada lloré entera, estaba hecha mierda, todavía me acuerdo y se me llenan los ojos de lágrimas… Porque la maldad existe, pero la maldad, la maldad y lo voy a volver a repetir, la maldad, no se combate, se la ignora…se la ignora…”, partió señalando.

Para luego profundizar, “Mi hijo es un… es lo Máximo mi hijo, y entonces, cuando uno entra en la batalla con el mal, probablemente pierda, probablemente pierda… uno no debe perder jamás, y jamás debe dejar que a uno lo guíe el amor”.

Aunque lo más llamativo vino después, cuando con la voz quebrajada confidenció, “Vieran todo lo que me decía Máximo, ‘Mamá es que yo necesito que la gente sepa la verdad’, ‘¡Para qué! ¡Para qué!’. ‘Porque es injusto’, ‘Mi amor, ¿quién te ha dicho que la vida es justa?’. ‘Es que yo necesito que la gente sepa…’.‘Mi amor, la verdad solo me importa a ti, a mí y a quienes nos quieren y nos aman, y ellos ya la saben. Los demás no importan, no importa’. ‘Pero mamá es que esto, te acusan a ti de todo, va a perjudicar tu carrera’… ‘¡No me perjudica en nada! ¡En nada! A mí me han echado mierda con balde, en nada me perjudica, en nada’”.

Y prosiguió ante la atenta mirada de las reclusas, “‘Pero mamá es que estoy tan arrepentido’…’No, no, no, no, no. No te arrepientas hijo, no te arrepientas, solo aprende del error’… Cuando subió un tema a las redes sociales le dije, ‘cuidado, cuidado, tú eres un niño público también. No porque te lo has ganado, porque lo has heredado de tus padres… ¡Cuidado!’”, para rematar con, “Se lo había dicho millones de veces pero tenía que pegarse el guaracazo, ¿no cierto? Entonces yo lo que quiero que ustedes entiendan y vean y sientan, que lo que yo he venido a entregarles aquí es solamente mi cariño y mi apoyo incondicional, hasta que me traicionen”.

Video Destacado