La triste y desconocida historia de Betsy Camino que la hizo llegar a Chile

Impactante.

La noche del domingo Arturo Longton, Gonzalo Egas y Betsy Camino estuvieron invitados al programa “La Noche es Nuestra” de Chilevisión donde hablaron entre otros temas de la paternidad. Gonzalo contó que él no tuvo un padre presente pero que el cuidado de Noah, el hijo de su ex pareja Wilma González al que considera como propio, le robó todo su corazón. Arturo por su parte lamentó el haber estado enojado mucho tiempo con su padre y haber dejado muchas conversaciones pendientes, producto que hace un par de años él falleció. Pero sin duda la historia que se robó las miradas del programa fue la de Betsy Camino.

La cubana que fue escogida reina del Festival de Viña este 2018 sinceró que ella estudió siempre en internados y que por este motivo nunca sintió a su padre presente, aunque ella pensaba que tenía una familia feliz. Pero su sorpresa vino cuando a los 18 terminó sus estudios, “Cuando regresé a mi hogar, me encuentro a mi madre llorando, estaba mal, muchas peleas (…) Mi papá decidió abandonarnos. Después del tiempo regresó y dijo que quería volver con mi madre, pero ella no quiso (…) Fue ahí cuando nos echó a la calle”, sinceró la joven.

Como su madre es médico tenía un pequeño pedazo de tierra para cultivo, “no más que esto”, apuntó a la alfombra la cubana y contó que allí debieron dormir por un buen tiempo. Pero el enojo y decepción que le provocó su padre fue tan grande que decidió volver al hogar y llevarse varias cosas, “cogí un camión, y le quité hasta los tomacorrientes de la casa. Me llevé todo y lo dejé ahí tirado”.

El padre de Betsy pertenece al ejército, por lo que en cosas de horas la joven figuraba detenida y dando explicaciones a la policía por lo sucedido porque su papá la había demandado. “Me llevaron esposada (…) Yo lloraba porque decía: ‘esto me pasó por la persona que tomó la decisión de tenerte, de traerte al mundo (…) Le importó una mier**”, sinceró la joven ante el asombro de los presentes mientras las lágrimas corrían por su mejilla.

“Fue un período en el que yo pasé de niña a mujer, me salté la adolescencia”, destacó Betsy, y por lo mismo vino a Chile a buscar un mejor futuro y poder ayudar a su madre y hermana a tener un mejor pasar luego de haberlo perdido todo y de la peor manera.

Video Destacado