Maly Jorquiera estremece la web con crudo relato del día en que su madre murió

Una dolorosa pérdida.

Si bien estamos acostumbrados a ver a Maly Jorquiera con una sonrisa de oreja a oreja y haciendo bromas de todos los temas, inclusive de la muerte de su madre, a quien perdió hace ya 12 años producto de un cáncer de mamás, este 6 de febrero – día en que se cumple un nuevo aniversario de su partida – la comediante abrió su corazón y expresó a través de las redes sociales sus sentimientos más íntimos sobre la mujer que le dio la vida.

“Lunes 6 de febrero el peor día de mi vida, salí a trabajar y a mediodía recibí la llamada de mi padre gritando y diciendo que mi madre ya no respiraba, que él intentaba reanimarla, pero no funcionaba, no se como logre llegar a mi hogar, solo recuerdo que le pedía en el camino a casa a mi amigo Dios que todo fuera mentira, pero no fue así, mi madre yacía muerta en su cama, con su cuerpo destruido y su cabecita calva, el cancer de mamas finalmente se la había llevado, habíamos perdido la larga y extenuante batalla de años contrae el y yo en ese mismo instante quise morir, quería irme con mi mamá, a donde fuera que ella fuera, no podía imaginar la vida, el mundo sin ella!”, partió diciendo.

Para luego agregar, “Cada parte de mi cuerpo, cada órgano, cada célula de mí, sintió un dolor inexplicable, tan grande, que hasta el día de hoy evito recordar, te moví, te grité mamá y por primera vez estando frente a mí, no contentaste, nunca más respondiste! Odié la vida, odié el mundo y odié a Dios mi “amigo”. Hoy 6 de febrero del 2018, a doce años de su muerte, la extraño como el primer día y más, mucho más!! Porque la necesito, porque hoy soy madre y mi hijo no conocerá a la gran abuela que pudo tener y porque hoy puedo sentir algo de lo que ella trataba de explicarme sobre tener un hijo y amarlo de una forma inconmensurable e incondicionalmente!”.

Finalmente la pareja de Sergio Freire señaló, “Hoy quisiera agradecer cada día que me cuidó y me enseñó y me abrazó y me besó y dio todo por mí, porque hoy me doy cuenta de que se trata ser madre y todo lo que conlleva! Desearía pedirle perdón por los malos ratos, por las veces que no quise besarla, por las rabias que le hice pasar, no fueron pocas, quisiera besarle su carita, sentir sus manos acariciándome, sus brazos y su cuerpo conteniéndome, pero no se puede, así que espero hoy volver a encontrarnos en mis sueños, como tantas veces lo hacemos, y disfrutar de estar juntas, ir de vacaciones y conversar! Te amo mamá! Gracias x todo! Gracias x hacerme ser quien soy! Gracias x la vida! Y gracias x a pesar de estar tan lejos, seguir tan cerca, con nosotros, cada día, te siento siempre, por que una madre nunca te abandona ! Una madre cuida más allá de la vida y la muerte! Te amo! Tu hija María Paz Jorquiera Péndola”.

Inmediatamente la publicación de “Milf” de UCV-TV se llenó de comentarios, tales como, “Qué palabras! Lindas y tristes también… las mamis son lo mejor y su amor lo más bello y poderoso. Cariños, amor, risas, fortaleza y helado ??”; “Maly que duro lo que te toco ..gracias por compartirlo es muy tuyo ..tu amor de hija ..tu mamita debe estar feliz de verte como mami .. se que debe estar orgullosa fuerza hija dios te bendiga siempre”; “Como fans agradezco la honestidad de tus palabras, tu madre se ve reflejada en tu vida como #mamaly y siempre es bueno recordar …. besos” y “Maly me emocioné al leerte, te mando un abrazo gigante ???”.

 

Lunes 6 de febrero el peor día de mi vida, salí a trabajar y a mediodía recibí la llamada de mi padre gritando y diciendo que mi madre ya no respiraba, que él intentaba reanimarla, pero no funcionaba, no se como logre llegar a mi hogar, solo recuerdo que le pedía en el camino a casa a mi amigo Dios que todo fuera mentira, pero no fue así, mi madre yacía muerta en su cama, con su cuerpo destruido y su cabecita calva, el cancer de mamas finalmente se la había llevado, habíamos perdido la larga y extenuante batalla de años contrae el y yo en ese mismo instante quise morir, quería irme con mi mamá, a donde fuera que ella fuera, no podía imaginar la vida, el mundo sin ella! Cada parte de mi cuerpo, cada órgano, cada célula de mí, sintió un dolor inexplicable, tan grande, que hasta el día de hoy evito recordar, te movi, te grite mamá y por primera vez estando frente a mi, no contentaste, nunca más respondiste! Odie la vida, odie el mundo y odie a Dios mi “amigo”. Hoy 6 de febrero del 2018, a doce años de su muerte, la extraño como el primer día y más, mucho más!! Porque la necesito, porque hoy soy madre y mi hijo no conocerá a la gran abuela que pudo tener y porque hoy puedo sentir algo de lo que ella trataba de explicarme sobre tener un hijo y amarlo de una forma inconmensurable e incondicionalmente! Hoy quisiera agradecer cada día que me cuido y me enseñó y me abrazo y me beso y dio todo por mi, porque hoy me doy cuenta de que se trata ser madre y todo lo que conlleva! Desearía pedirle perdón por los malos ratos, por las veces que no quise besarla, por las rabias que le hice pasar, no fueron pocas, quisiera besarle su carita, sentir sus manos acariciandome, sus brazos y su cuerpo conteniéndome, pero no se puede, así que espero hoy volver a encontrarnos en mis sueños, como tantas veces lo hacemos, y disfrutar de estar juntas, ir de vacaciones y conversar! Te amo mamá! Gracias x todo! Gracias x hacerme ser quien soy! Gracias x la vida! Y gracias x a pesar de estar tan lejos, seguir tan cerca, con nosotros, cada día, te siento siempre, por que una madre nunca te abandona ! Una madre cuida más allá de la vida y la muerte! Te amo! Tu hija María Paz Jorquiera Péndola

Una publicación compartida por María Paz Jorquiera (@malyjorquiera) el

Video Destacado