¡Un ejemplo! La emocionante historia de Gyvens en “La Divina Comida” que conmovió a las redes sociales

Una historia de esfuerzo.

En un nuevo capítulo de “La Divina Comida”, las anécdotas fueron parte importante de la conversación, y fue uno de ellos quien decidió abrir su corazón y contar una impactante historia de vida que es ejemplo de esfuerzo.

Se trata de Gyvens, el empresario haitiano que llegó a Chile a mediados de la década pasada y que fue parte de Reggaeton Boys, grupo que era furor en “Mekano”.  Durante la cena, Julián Enfelbein, otro de los invitados, decidió preguntarle cómo fue que llegó a Chile, y el haitiano contó una gran historia: “Vengo de una  familia humilde, una madre que crio a siete hijos solita, teníamos cada uno un solo uniforme, un solo par de zapatos para todos. A veces no había zapatos para todos y lo compartíamos. Mis padres son separados desde que yo tenía 3 años, y estuvo presente hasta los 9 cuando dejó Haití, y hasta el sol de hoy no lo he visto. En el fondo tendrá sus motivos, pero mi madre ha sabido sobrellevar eso, por eso es mi reina.”.

Gyvens se mostró emocionado al contar que al cumplir 10 años “le prometí a mi madre que nunca más iba a trabajar en su vida, porque ella era de las personas que dormía apenas dos horas al día”, ya que vivían de tal forma que “cuando llovía y quedaba la escoba podíamos estar hasta dos meses sin agua”.

El empresario concluyó su historia, diciendo que esta no es solo su vida, sino la de todo un país, “que ha sido azotado por desgracias, por mucha guerra civil. Después del 86 nos echaron una maldición por parte de los Duvalier, quienes gobernaron hasta ese año, y amenazó que no podríamos escapar de la isla, pero afortunadamente mi familia ha podido salir y estamos todos acá”.

Actualmente, Gyvens es dueño de una discoteque y una pastelería en la playa de El Quisco, y dio una importante reflexión sobre cómo está viviendo en Chile actualmente: “Hay que ser agradecido de la vida, las cosas se ganan, se cuidan y se comparten”.

Video Destacado