Este fue el verdadero motivo de la pelea entre Ruth Gamarra y Rosemarie Segura

¡Se supo todo!

Hace una semana salió a la luz pública una pelea – que supuestamente había llegado a los golpes – entre Ruth Gamarra y Rosemarie Segura, todo este en medio de la organización del regreso de “Mekano” a 11 años de su fin, con diversos show a lo largo de Chile. Si bien Rosemarie confesó al programa “Primer Plano” de Chilevisión que con la paraguaya, “hubo una discusión fuera del entorno de Mekano y, efectivamente, hubo golpes”.

Ruth Gamarra señaló todo lo contrario en el programa que conduce Julio César Rodríguez en Vía X, “Síganme los buenos”, donde entregó su versión de los hechos. “No me pegó. En realidad sí discutimos con la Rose, eso todo el mundo lo sabe. Con la Rose somos amigas hace 17 años, y la Rose siempre se pelea con todo el mundo. Tiene un carácter fuerte. Yo también, pero no es la primera vez que peleamos. En estos 17 años hemos pelado varias veces. De repente estoy chata con la Rose, por tres meses no la quiero ver y después volvemos a ser amigas”, partió diciendo la bailarina.

Para luego detallar, “Ese día que peleamos, que salió por todos lados, sí discutimos heavy, nos gritamos, pero como siempre. No llegamos a los golpes. Ella no va a poder conmigo, es así. La Rose mide un metro. Al final, al otro día hablamos, conversamos. Al otro día no tenemos más ningún problema, pero resulta ser que como ella se estaba quedando en mi casa…”.




“Más encima se estaba quedando en tu casa”, le complementó Julio César, a lo que Gamarra declaró, “Claro, ella cada vez que viene a Santiago se queda en casa, siempre. Lo que pasa es que habíamos tenido una reunión con los chicos de Mekano, con la producción, estaba José Miguel también”, para luego agregar, “Y la Rose no estaba de acuerdo por un tema de eventos extras de la gira, que le habían bajado un evento, no lo pudo hacer. Entonces, según ella, yo no la había defendido en esa junta y al otro día hablamos el tema y por eso discutimos y después nos fuimos a la miércoles. Pero es una discusión que siempre tengo con la Rose”.

Finalmente la futura abuela – su hija está embarazada – remató el tema diciendo, “Lo que pasa es que la Rose, como se hace la chora, se trató de parar y yo le dije ‘a mí no, conmigo no’. Nada más”. Para luego puntualizar que al otro día habló por teléfono con ella y limaron asperezas, por lo que si se la encuentra en la calle, “Si la veo, la abrazo y todo. Solamente es que llega un momento que te colma el vaso y justo amaneciste de mal humor, y no tienes paciencia. Nada más que eso”.

Video Destacado