María Jimena Pereyra desclasifica feo momento que vivió con María José Quintanilla

Ya no hay amistad.

Este jueves los coachs de “ROJO, el color del talento” de TVN, María Jimena Pereyra y Leandro Martínez se tomaron el set de “La Noche es Nuestra” en CHV donde hablaron de su carrera, su vida profesional y este retorno del espacio de talentos de la señal estatal.

Pero sin duda alguna el momento que más llamó la atención de la noche fue cuando Felipe Vidal, Jean-Philippe Cretton y pamela Díaz les pidieron enviar a cinco ex compañeros de “Rojo fama/contrafama” a capilla. Fue así como María Jimena envió a Carolina Soto con quien hace años tuvo un quiebre en su amitad y nunca más se reconciliación; luego Leandro envió a Pablo Vargas por criticar la elección de TVN sobre los coaches escogidos en este retorno de “ROJO”.

Ambos coincidieron en el tercer nombre, Cristián Ocaranza, su compañero de trabajo pues habla mucho, es demasiado hiperactivo y Leandro se la jugó por Mon Laferte porque no tiene relación con ella.




El último nombre lo escogió María Jimena y fue – nada más ni nada menos – que María José Quintanilla y justificó su respuesta diciendo, “yo la pongo en capilla. Fuimos muy amigas en la época que compartíamos en Rojo, más que amigas éramos como compinches, porque era la más chica, la mamá, me decía que yo la cuidara, que la obligara a ir a almorzar y esas cosas”.

Agregando, “y luego con el paso de los años llegamos a trabajar juntas en la animación en ‘Corre video’ en TVN y luego de la distancia no sé qué pasó pero nunca más me llamó, fue una distancia extraña. Después perdí el contacto pero yo era de saludarla, de vez en cuando mandarle un mensaje y luego fue como abrupta”.

Para finalmente confesar, “una vez me pasó de cruzarla, íbamos a entrenar al mismo gimnasio y como que me vio y se puso a hablar por teléfono y como que esquivó la mirada y me causó así como qué raro”, y rematar con, “yo le tengo mucho cariño a ella y me dolió eso de que me quitara el saludo en algún momento”.

Video Destacado