¡Está de vuelta! Andrés Caniulef recibió alta médica tras fuerte depresión

Sanó su gran herida…

El reconocido periodista de espectáculos, Andrés Caniulef, estuvo 11 días internado en la clínica Mirandes, donde se sometió a un estricto tratamiento médico por su depresión. Descubrió cuál era el verdadero motivo de su inestabilidad emocional, se sanó, y hoy sigue un tratamiento ambulatorio que lo trajo “de vuelta a la vida”.

“Hola a todos…aquí estoy de regreso. Este es también el reencuentro con quien soy, mi reconciliación con el pasado y un presente pleno. Hoy estoy bien, en proceso para estar cada día mejor, porque ahora tengo a mi familia, el amor de mis amigos y también porque puedo ver claramente cómo los errores y tropiezos te recuerdan cuán vivo estas. A partir de hoy me toca rediseñar la mejor versión de mí y volver a tomar vuelo, como el Ave Veloz que soy (Caniulef=Ave Veloz) ..un weichafe de tomo y lomo. Gracias a todos por todo el cariño, las oraciones y las buenas energías…pronto nos volvemos a encontrar 😊😀😉😍😘”, escribió Andrés en su cuenta de Instagram donde dio a conocer públicamente su situación actual.

“Welcome back! Se lo que cuesta volver y te aplaudo desde el otro lado del charco amigo. Toda mi mejor energía y mucho amor para ti. Miss you!”; “Qué alegría leer que ya estés sanando..un beso”; “Te mando mucha energía positiva..se te extraña..aunque no te conozca personalmente..te estimo mucho y hay un gran cariño de por medio..💓..bendiciones mil..❗”; “Eso weichafe, mary mary peñi, saludos ❣️” y “Bienvenido !!!!! Un abrazo weichafe de tomo y lomo , guerrero de corazón, como nuestros antepasados…😘🇨🇱😘”, son parte de los mensajes que recibió de vuelta tras su publicación.

Mientras que en conversación con LUN ahondó en cuál era el tema que lo tenía tan deprimido. “En definitiva mi gran dolor era que no tenía el tema resuelto con mi papá, esa era una herida abierta que trataba de tapar con parches que se iban saliendo y se volvía a abrir. Cuando asumí mi homosexualidad públicamente él no lo entendió y se creó un silencio permanente entre los dos. Por mi parte también creía que mi familia, no era capaz de entenderlo porque no lo habíamos hablado. Tenía miedo, y como dice “Yoda” (de la “Guerra de las Galaxias”), el miedo es el camino a la oscuridad y yo estuve en la oscuridad máxima”, sinceró.

Para luego contar con orgullo que esa herida ya cicatrizó, “Ver llorar a tu papá es una de las cosas más fuertes, sobre todo a un papá que es militar, es duro. Me dijo te quiero, estoy orgulloso de ti, eres mi hijo y te voy a querer siempre. Esas eran las palabras que yo necesitaba para abrirme, desde ese día tenemos una comunicación clara y sincera”, remató.

 

 

Video Destacado