El descargo de Érika Olivera con su padrastro abusador

"Fue mi manera de hacer justicia", dijo la atleta respecto a la denuncia pública que hizo de los abusos de su padrastro.

Han pasado sólo algunos meses de que Érika Olivera denunciara la cruda infancia que le tocó vivir. Su padrastro, un pastor evangélico, abusó de ella desde que tenía cinco años de edad. 

Como invitada en el programa 'El Cubo', la deportista recordó el infierno que le tocó vivir, confesando que su revelación pública fue su "manera de hacer justicia". Esto porque sabía que al haber pasado tantos años, no podría conseguir nada a través de los tribunales. 

La maratonista recordó que Ricardo Olivera, quien también ha recibido acusaciones de haber abusado de otros menores de edad, justificaba su accionar diciendo que estaba poseída por el demonio. "Creo que esas palabras sólo pueden venir de una mente que no es normal, de una mente enferma".