El escalofriante testimonio del pianista del Hotel O'Higgins sobre Felipe Camiroaga

Siempre presente.

Desde que comenzó una nueva semana festivalera es que en diversas maneras el fallecido animador del certamen, Felipe Camiroaga, ha sido recordado. La primer noche lo hizo Soledad Onetto con una fotografía de ambos sobre la Quinta Vergara y ahora lo hizo Juan Carlos Mendoza, pianista del Hotel O'Higgins hace 32 años y que compartió en varias instancias con el llamado "Halcón de Chicureo".

En conversación con el programa web "La Tercera Noche", sorprendió al confesar, "Luego de que Felipe tuvo ese terrible accidente, yo me estaba aprendiendo esa canción que tocaba todo el mundo, Ángel Para Un Final. Estaba solo en el comedor, ensayando para poder cantarla y no la pude cantar. De repente me tomaron por el cuerpo (hace el gesto de abrazarse a sí mismo) y no había nadie. Me asusté y salí al lobby. Le dije a dos empleados del hotel que me acompañaran. Y resulta que empecé a tocar la canción y a ellos les pasó lo mismo. En ese tiempo andaba el espíritu de Camiroaga. Andaba rondando, porque de ahí yo nunca más pude cantar esta canción. No la había cantado nunca. La toco, pero…".

El pianista solo tuvo elogios para el animador que perdió la vida en Juan Fernández, y aseguró que ve complejo que alguien pueda llenar su lugar, "Bastante difícil, porque Camiroaga tenía un ángel para llegar a la gente. Era bueno para la talla, muy respetuoso y muy amigo de los amigos. Ayudaba a muchas personas sin necesidad de andar diciendo que lo hacía".

REVISA EL VIDEO A PARTIR DEL MINUTO 10:55

[jwplayer TaGK4Ww0]