Federico Sánchez confiesa uno de sus grandes dolores

El arquitecto más querido de la televisión chilena reveló todo lo que le costó convertirse en padre. Una lucha que incluso lo llevó a recurrir a ayuda especializada. 

Dos hijos son los que tiene Federico Sánchez junto a la académica Ximena Torres Rodríguez. Una hermosa familia que es fruto del amor y de los 22 años que llevan de matrimonio.

Sin embargo, en conversación con Álvaro Escobar, en Más Vale Tarde, el arquitecto más querido de Chile confesó la dura batalla que significó convertirse en padre. Tras años de intentos fallidos, junto a su señora tuvo que recurrir a ayuda especializada, lo que no fue "castigado" por ciertas personas de su círculo cercano.

"Usamos tecnología y fuimos castigados. ‘¡Tú estás torciendo la mano de Dios, el destino que Dios ha puesto en tu camino!’. Y yo les decía ‘ya poh, si Dios no tiene ná que ver, compadre ¿Cómo se te ocurre que Dios va a ser el culpable de que yo no pueda tener hijos?”, dijo el conductor de City Tour.

El rostro, que se hizo popular comentando la fachada de distintos edificios de los barrios de Santiago, agregó que incluso un Cardenal calificó a sus hijos de humanoides. “Ese cardenal no estaba tan equivocado, mis hijos son humanoides", dijo en tono de broma.