La verdadera razón tras el primer Festival de Viña sin Ítalo Passalacqua

Se siente su ausencia.

En su larga trayectoria en el mundo del espectáculo, nunca el periodista Ítalo Passalacqua había dejado de cubrir el Festival de Viña del Mar. Incluso, muchos lo catalogaban como el verdadero "Monstruo" producto de las ácidas críticas que hacía del espectáculo y varios veían el noticiero solamente para saber qué nota le iba a poner al certamen.

Por motivos fuerza mayor el profesional se tuvo que ausentar de la cobertura. En enero de este año sufrió una caída, resultando con una fractura en su hombro y - tomando en cuenta que todavía no se recuperaba 100% del accidente automovilístico que tuvo el 2014 - sigue internado en el Hospital Clínico de la Universidad Católica.

"Lo tuvieron que operar y poner piezas de fierro. No ha sido rápido salir de esto. Se complicó por una infección y otras cosas más, ahora estamos tramitando el traslado para el centro médico de Marcoleta (de la UC), porque está en San Carlos de Apoquindo, para que vuelva a trabajar con el mismo equipo que lo vio después del accidente, la idea es que puedan ayudarlo más", detalla Patricio Hernández - pareja del comentarista de espectáculos - en conversación con el diario La Cuarta.

Y agrega, "este año para él ha sido triste porque no pudo estar allá. Para él es muy fuerte no estar en el Festival. Toda su vida profesional lo ha cubierto, es fuerte no estar, porque a pesar de todo lo que se trabaja y lo cansador que es, Viña para la gente profesionalmente igual es entretenido y él estaba en su salsa".

Cabe destacar que Hernández, el hombre que caminó del brazo de su amado Ítalo en la alfombra roja de Viña 2015 - entrega un detalle no menor, "Ha visto cosas (del Festival), pero no todo lo que quisiera, porque está con harto dolor, no está muy cómodo, no puede concentrarse porque es demasiado el dolor. No lo está pasando bien, pero está con harto ánimo sí". Solamente nos queda decir...¡Ánimo Ítalo, recupérate pronto!