La sincera confesión de Pancho Saavedra por la que hasta el día de hoy se sigue castigando

“Yo me arrepiento profundamente”, admitió el rostro fuerte de Canal 13 sobre el hecho que involucró a su madre.

Uno de los rostros fuertes por estos días de Canal 13, Pancho Saavedra, realizó un sentido mea culpa que lo marcó y le pesó durante gran parte de su vida.

Según consigna Glamorama, el conductor de “Lugares que Hablan” reconoció en el matinal Bienvenidos, que se arrepintió por muchos años el haberles escondido a sus compañeros de colegio que su madre era la cajera de la carnicería familiar.

“Yo me acuerdo que mi mamá trabajaba en la caja de la carnicería que tenían mis abuelos. De pronto estábamos en el colegio y todos empezaban ‘¿qué hace tu mamá?’. ‘No, mi mamá es dueña de casa’, ‘no, mi mamá hace esto’, ‘no, mi mamá hace esto otro’, o es profesional, o tiene un título, o es enfermera o es doctora. Y cuando me preguntaban, yo nunca decía que era cajera de una carnicería, porque sentía que iba a ser, de alguna manera, mirado en menos por mis compañeros. Nunca dije eso. Siempre dije ‘es que mi mamá ayuda en los negocios familiares’. Siempre como que intentaba adornar eso o esconderlo. ¿Y sabes qué? Yo me arrepiento profundamente”, indicó.

A renglón seguido añadió que “me siento podrido por dentro porque, en ese momento de la vida, fui un pendejo ridículo”.

Saavedra reveló que por esa determinación que adoptó “me castigué mucho, me castigué muchos años por eso. Me castigué, me dolió. Creo que pasó el tiempo y todavía me sigo castigando por esa situación. Todavía sigo diciendo por qué, si mis papás me enseñaron el amor por el trabajo. Yo creo que si soy un gallo trabajador hoy día, es por ellos, por verlos a ellos. Claro, como que fui creciendo con esa sensación de angustia”.

“Yo siempre se los decía ‘¡y por qué!, ¡por qué!, ¡por qué!’. Y ya hoy día no me duele, fíjate. Antes, sí. Antes sentía que la vida era injusta y que había sido muy desigual. Pero sí, la vida es injusta y es desigual”, sentenció.