Susana Hidalgo reveló inesperados y sabrosos detalles de su relación con Nicolás Poblete

La pareja compatibiliza amor y trabajo 

A comienzos del 2013, se supo públicamente de la relación sentimental que mantenían los actores Susana Hidalgo y Nicolás Poblete, la cual partió mientras grababan y eran pareja televisiva en la teleserie "Pobre rico", de TVN. Y ahora, tres años después, les toca llevar ese consolidado amor real a la ficción en la teleserie nocturna del canal 13, "Preciosas", ya que ella protagoniza a "Lisette", la ambiciosa y ruda hija de una asesora de hogar, que no quiere seguir el destino de su madre, y que producto de la influencia de su enamorado, "Eric Ibarra", (Nicolás Poblete),  termina robando en una casa y empezando un camino delictual.

La pareja cuenta en la entrevista de AR que en su vida cotidiana, su unión no tiene receta "Somos de todo. No somos de una manera. Lo pasamos bien. Nos reímos mucho de nosotros mismos. Yo me río mucho de mí, el Nico se ríe mucho de él y nos reímos entre nosotros y de nosotros. Sabemos que hay límites, pero nos respetamos. Somos partner y pareja”, define Susana.

Por otro lado, a la pareja no le gusta contar detalles de su vida privada,  pero no pudieron evitar hablar,  de su hija Josefa, de un año y medio, fruto de la unión: “Es lo más rico que hay. Es una personita única, con una personalidad increíble, con una energía y una fuerza, que vino a alegrar a todo el mundo y a enseñarnos muchas cosas. Es increíble estar con ella, es muy especial. Todos los padres dicen ‘son especiales’, pero realmente lo es”, añadió Hidalgo.

Finalmente la pareja habló de su relación y amor a tiempo completo, ya que  se levantan, trabajan y duermen juntos y cuentan como conllevan esta situación: "Lo divertido es que en el trabajo estamos como personaje. Es el ‘Eric’, es la ‘Lisette’. Lo rico de ser pareja en la vida real y en la ficción es que podemos jugar, y también es porque nos queremos. Si no tuviésemos una relación tan profunda, tan real, hubiese sido tedioso. Mucha gente me dice ‘yo no podría soportar estar todo el día con mi polola’ y yo me pregunto ‘¿entonces para qué pololea con esa persona?", finaliza Susana.